Pronosticos Deportivos para las Apuestas Online – Apuestas Ganadas
Apuestas Ganadas
        Pronosticos de Apuestas

Fair-Play financiero en el fútbol europeo vs fútbol sudamericano

El Cardiff, Gales, fue notificado por la FIFA en esta semana, a pagar por el fichaje de jugador Emiliano Sala, bajo pena de quedar imposibilitado de hacer fichajes en la próxima ventana de transferencias. Es el sistema de control europeo, que busca la estabilización de los clubes.

Sanciones en el Fútbol Europeo: Organización o muerte

Imaginemos abrir el periódico por la mañana y leer que nuestro equipo no fichará a nadie en la próxima temporada.
Poco son los clubes en Sudamérica que puede darse el lujo de querer exactamente las mismas piezas para la temporada siguiente.

Fair-Play financiero en el fútbol europeo vs fútbol sudamericano

En Europa, la FIFA y principalmente la UEFA tiene control sobre las administraciones financieras y movimientos de los clubes con respecto a los fichajes.

La más reciente advertencia de la FIFA va para el Cardiff, que en el inicio del año fichó al delantero Emiliano Sala, del francés Nantes, por una cuantía de 6 millones de Euros.

La fatalidad ocurrió cuando el jugador viajaba para la ciudad de su nuevo club, pero su avión cayó y el jugador, infelizmente, falleció.

Desde entonces, el club galo no pagó su fichaje, y aunque no haya utilizado su “producto”, es obligado a pagar por el fichaje.
La pena para el club galés puede ser de hasta 3 ventanas de fichajes sin poder inscribir a cualquier jugado que no tenga contrato con el club. Así, el Cardiff quedaría un año y medio sobreviviendo de su plantilla actual y atletas de las categorías base.

Gigantes europeos también sufren con duras penas

Clubes grande dimensión también hacen parte del paquete de control de las principales entidades del fútbol..

En Inglaterra, el Chelsea se vio sancionado recientemente por violar una ley sobre el abordaje a los menores de edad.

La FIFA impone algunas normas a las transferencias de atletas menores. El club londinense fue duramente sancionado por el ingreso de 29 atletas de manera irregular y no puede fichar hasta la segunda ventana del 2020, o sea, lo Blues podrá fichar solo en el final de la temporada europea, en julio del año que viene.

En España, Barcelona y Real Madrid también ya estuvieron bajo escrutinio. En el 2017, el Real Madrid se vio juzgado por fichajes de menores, mientras que el Barcelona quedó impedido de inscribir a jugadores en la venta de invierno de la temporada 2014-15.

El Milan, de Italia, fue recientemente juzgado por violar las normas del Fair Play Financiero y la UEFA le aplicó una dura pena.

Como sanción, los italianos se vieron excluidos de la Europa League, para la que estaban clasificación y siguen fuera de las competiciones europeas por dos temporadas.

La organización institucional que la falta del fútbol sudamericano

Si en Europa, la intención es que haya prosperidad con las normas impuestas por la UEFA y la FIFA, en Brasil y Sudamérica, la sensación es que es una tierra sin ley.

La mayoría de los clubes brasileños siguen pagando por fichajes y contratos de décadas pasadas. Las deudas institucionales de cada club aumentan a cada año.

Hasta la mitad de la temporada de 2019 en el fútbol brasileño, la mayoría de los clubes de primera tienen una deuda que supera a los 300 millones de reales.

Las transferencias de atletas a cada temporada son más complicadas. A cada semana tenemos noticias de clubes que no pagaron por el fichaje de jugadores, sea en 1, 2 o 10 años.

La gran mayoría de los clubes brasileños tienen los números en rojo. Muchos de estos clubes nacionales retrasan los sueldos e incluso en segunda hubo un ERE por la falta de pago a los jugadores y funcionarios.

La principal receta anual de los clubes son los fichajes, sea de joyas de la base o de atletas de renombre de la plantilla principal. Cuando la venta se hace para clubes del exterior, la situación es menos complicada.

Cuando la transacción se hace dentro del país, por norma, los clubes no pagan el total de las deudas, que acumulan con los gastos del club y que casi caen en el olvido, o serán resueltas con un acuerdo 5 o 10 años después.

Quizás esta sea la principal diferencias, que impulsa al fútbol europeo y mantiene parado al fútbol sudamericano. Aquí, no tenemos la intención de imponer normas a las grandes instituciones y por eso los clubes no se movilizan para hacer una política de control de gastos.

El resultado es claro: nadie ordena su casa. Vamos yendo como podemos y cada vez más la diferencia técnica y financiera para los clubes de fuera es cada vez más gigantesca.

Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *