Pronosticos Deportivos para las Apuestas Online – Apuestas Ganadas
A no perder:

    RACISMO – la plaga de la que el fútbol no logró libertarse

    El fútbol quizás sea el deporte más democrático del Mundo, el que reúne la gran mayoría de los pueblos del Mundo. Deporte practicado en todos los rincones de este planeta, sea profesional o amateur, y amado por billones. Pero pese a esta condición, seguimos presenciando hechos lamentables de racismo, dentro y fuera del campo.

    RACISMO – la plaga de la que el fútbol no logró libertarse

    No es un texto que me deje completamente cómodo de escribir, al revés, tener de exponer en pleno 2019 que todavía tenemos actos racistas tan fuertes alrededor del Mundo es muy doloroso.

    RACISMO – la plaga de la que el fútbol

    El fútbol, como dije antes, es uno de los deportes más populares y democrático alrededor de nuestro planeta. Su práctica es fácil. Solo se necesita un balón y un par de chanclas para improvisar una portería.

    En este deporte, el blanco y el negro tienen las mismas condiciones, el alto y el bajo también, bien como cualquier persona, sea cuál sea su nacionalidad.

    En teoría, parece que es fácil entender que es un deporte que una las personas. Pero, infelizmente, no es lo que venimos viendo recientemente.

    En la liga ucraniana, los brasileños Taison y Dentinho fueron víctimas de fuertes de insultos racistas, desde la afición del Dínamo Kiev. La afición del Dínamo imitaba y entonaba sonidos de monos, causando la revuelta de los jugadores.

    El clásico paró por algunos momentos y Taison fue expulsado al hacer gestos obscenos y chutar el balón en dirección a la afición adversaria. La conclusión fue de que ambos salieron del campo llorando, quizás por el acto, o por no poder hacer nada, absolutamente nada.

    Como si no bastaran los insultos de la afición contraria, imaginemos cuando la propria afición lo condena…

    El delantero Mario Balotelli, del Brescia de Italia, fue recientemente víctima de racismo, en el partido ante el Hellas Verona, en la liga italiana. El jugador tiró el balón contra la afición contraria e inició una fuerte discusión, poniendo las manos en las orejas, insinuando haber escuchado los insultos racistas.

    El speaker del estadio pidió a la afición de la casa para no repetir tal acto, bajo pena del partido ser interrumpido. El partido reinició pero lo peor quizás haya pasado después del final…

    Los proprios aficionados del Brescia, integrantes de una hinchada organizada del club, publicaron un texto criticando a Balotelli, por ser muy nervioso y no tener legitimidad para rebelarse contra su adversario.

    Este integrantes relativizan el hecho del crimen cometido en el partido y sencillamente expusieron que, si el jugador no aguanta los insultos de la afición del Verona, debería dar su lugar a otro jugador.

    Lukaku también sintió la ira de un racista…

    También en Italia, un comentador que estaba cubriendo el partido del Inter de Milán profirió las siguientes palabras sobre el delantero belga: “Este tipo te mata solo. Si lo intentas retar, acabará en el suelo y o tiene 10 plátanos para darle de comer”.

    Recientemente, en el clásico mineiro en la Serie A del Brasileirao en Sudamerica, entre el Cruzeiro y el Atlético MG, se hizo viral un video de algunos aficionados dirigiéndose al seguridad del estadio de un modo extremamente agresivo y racista.

    Otro caso reciente pasó en el Vila Belmiro, cuando un jugador del Ceará acusó a algunos aficionados santistas de insultos de cuño racial.

    lukaku racismo

    El club se posicionó prontamente contra el acto y publicó una nota pidiendo para que los aficionados racistas y con prejuicios de cualquier tipo, dejaran de ser del Santos.

    Ya paso con el proprio Santos, en un partido contra el Gremio. Algunos aficionados se dirigieron al portero Aranha de un modo racista, y el club gaúcho acabó excluido de la Copa de Brasil en ese año.

    La gran cuestión es: ¿Cierran las autoridades los ojos a estas barbaridades?

    En Brasil, Atlético, Santos y Gremio (solo algunos de los ejemplos arriba) se posicionaron contra algunos de sus aficionados. El club gaúcho fue el único sancionado pero, ¿ qué pasa en el resto del Mundo?

    En Europa es común que jugadores negros y de otras nacionalidades sean constantemente ofendidos. Recuerdo que Daniel Alves, en un partido del Barcelona, recibió plátanos de la afición contraria, tirados para el campo.

    La FIFA y la UEFA son muy rigurosas con respecto a cada movimiento financiero de los clubes pero cierran los ojos a las atrocidades cometidas por los aficionados.

    uefa

    Europa tiene más poderío económico sí. Es ejemplo de organización y calidad de eventos seguramente. Pero ha llegado el momento de ser ejemplo en sanciones severas, hasta que se erradique de vez este tipo de personas del fútbol.

    No hay espacio para racistas y para los que cierran los ojos a sus acciones. Muchas de sus glorias se deben a estos jugadores, negros, asiáticos, musulmanes, católicos, ateos, lo que sea.

    Nadie tiene el derecho de diseminar el odio, y los que son responsables por la organización de los eventos, tiene el deber de punir clubes y aficiones que siguen cultivando estos absurdos.

    El fútbol es demasiado bueno para seguir teniendo a malas personas.

    Deja Una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *