Pronosticos para Apuestas Deportivas Online – Apuestas Ganadas

Secretos del Trading: Pilar II – “El Factor Humano”

Secretos del Trading: Pilar II - “El Factor Humano”

Infelizmente para nosotros, el deporte e las apuestas deportivas no son una ciencia exacta.

Si lo fueran, una fórmula o un sistema, (áreas que a mi me encantan) serían las respuestas para lo que todos buscamos, pero no lo son.

Las Casas de Apuestas pueden imponer norma a su placer y explotar más que nosotros, simples consumidores, la vertiente matemática de este mundo, así la única manera de que disponemos para tener éxito es precisamente perder lo mínimo posible.

Al invertir en una determinada fórmula que pre estipulamos, estamos corriendo un riesgo que podrá ser más grande o menos grande, con la consciencia de que aunque sea un Real Madrid ganando 2-0 al descanso, podemos perder nuestra apuesta. Así, no nos basta con conocer el mercado, porque todo puede pasar.

En vez de intentar maximizar nuestras ganancias, tenemos que tener consciencia de que estamos en desventaja en la guerra contra las casas de apuestas, y así, tenemos que intentar las menores pérdidas posibles. Para ello, es necesario no una fórmula, pero el factor psicológico, lo que hace de los seres racionales, el el control de ese factor.

Al inicio, para alguien y no tenga práctica sobre sus control emocional, este es un adversario y una desventaja para quien quiere tener éxito en el trading.

A lo largo de tres largos escalones, partimos de esta lucha de emociones, empezamos dominándolas, y por fin sacamos provecho de estas y hacemos lo que en el inicio era una desventaja, en una ventaja para nosotros.

Aunque muchos defiendan que las emociones deben ser puestas completamente de parte en las apuestas, yo defiendo que podemos hacer de ellas una ventaja. Veamos: estamos hablando del ser humano en general, así que incluimos a la mayoría (no la totalidad) de los apostadores que del otro lado tiene las mismas emociones que nosotros.

Bueno, si ya tenemos entrenamiento suficiente para poder dominar las emociones, tenemos poder para determinar cuando esta surgirían si no hubiera ese control.

Como ya referí, es fundamental el análisis del mercado – y ¿qué es el mercado sino la reacción emocional de los apostadores que están al otro lado?

Podemos controlar esa emoción y entender que estamos cayendo en una trampa en la que caíamos por defecto, y sencillamente tomar la dirección contraria, sacando provecho al error emocional de los demás.

Esto, como un ejemplo, ya que más maneras de sacar ventaja a las reacciones emocionales, pero en este momento solamente importa concluir que es necesario tener ese control emocional y no ser dominado por el, pero dominarlo.

Otra vertiente del factor humano en las apuestas es obviamente la disciplina. Excepto raras excepciones de genios que son un pequeño porcentaje entre nosotros, da disciplina es indispensable en cualquier área de nuestra vida, todos los días.

Está claro que es posible tener éxito sin disciplina, pero si partimos con desventaja para este mundo de as apuestas, todas las armas que tenemos son imprescindibles. No las ignoremos. ¿Por qué tirar una oportunidad de poder hacer mejor?

Puede parecer raro que haya personas que no son organizadas con sus apuestas, pero la verdad es que la mayoría de las personas no sigue cualquier orden, programa o norma. No hay disciplina sobre nosotros mismos.

Así, como las clases tienen un programa que será enseñado de manera ordenada, o los libros tienen a un indice y una determinada orden, o una buena tesis tiene una introducción, desarrollo y conclusión, nosotros como apostadores debemos ser organizados y disciplinados.

Es fundamental elegir un horario individual, hacer un plan para las apuestas que haremos  con antelación y destaco este punto (sin plan previo es imposible tener a todos los datos necesario para nuestro análisis, y el abordaje a un partido puntual es el mismo que jugar a al ruleta o en el euromillón), definir que equipos, deportes y en que jugadores no centraremos a lo largo de una temporada (y no en la siguiente semana) y mantener siempre un histórico actualizado con estadísticas, resultados y comentarios a cada apuesta individual.

Recomiendo que hagas un comentario de párrafo antes de la apuesta y después de la apuesta, ganes o pierdas y de la manera más imparcial posible. Sin posibles cuatro escenarios ante los que el apostador tendrá siempre que comentar.

La idea que quiero transmitir es que lo más importante no acertar la apuesta, pero si el análisis. De nada nos sirve tener suerte muchas veces, ya que a largo plazo el destino será irremediablemente distinto. En la primera posibilidad, la que preferimos, hicimos un análisis correcto del respectivo partido y como premio logramos que la apuesta fuera favorable.

En la cuarta posibilidad, todos nos pasó al lado y nuestras recompensa fue la pérdida del dinero y del tiempo y debemos analizar cuales fueron nuestros errores y sacar provecha a ese error en el futuro (para no repetirlo, y para poder lucrar con ese error con base en la misma situación, eligiendo el camino contrario).

Hasta aquí, todo fácil, pero más complejo es analizar la segunda y tercera situaciones: para un apostador novato, la segunda situación es buena y la tercera es mala, pero en realidad es al revés.

Es evidente que lo mejor es que no pase la tercera situación, ya que tendremos pérdidas, pero una vez más repito que lo que importa es el análisis y a largo plazo debemos repetir esa decisión y obtendremos ganancias, algo que un apostador común nunca haría, ya que su objetivo es solamente la ganancia sin pensar “fuera de la caja”.

Ni siempre el camino más corto es el mejor, y no estoy hablando de un objetivo final: las apuestas no tienen fin, pero si un camino largo y doloroso; y nuestro objetivo es domarlo y no llegar al fin. Cuando paramos de apostar porque perdemos mucho o ganamos lo que queríamos, no llegamos al final, solo paramos en el camino.

Hablamos de probabilidades y no de una consecuencia lógica.

Debemos por lo tanto sentirnos contentos con el tercer caso, y aunque obtengamos ganancia con el análisis incorrecto, debemos intentar entender en que fallamos y agradecer la suerte, sabiendo que no es normal que se repita.

El factor humano es, sin duda, fundamental en nuestro estudio, y posiblemente el más complejo y difícil de estudiar. Cuando pensamos en “mal apostador” pensamos en el individuo que tiene una adicción y invierte dinero fundamental para su vida. Y cuando pensamos en el “buen apostador” pensamos en alguien modesto, ponderado y sereno.

¿Por qué será? Es difícil afirmar, pero hay quienes no han nacido para apostar por no lograr dominar su lado emociona, y en casos extremos es posible arruinar una vida y la de nuestro entorno, como consecuencia.

Es necesario entender que el factor psicológico tiene de ser dominado y nunca puede dominar.Escribe en un papel, o mejor, haz un cuadro en lo que puedas leer “Yo tomo mis decisiones” y ponlo bien visible delante tuya, y hazte leerlo antes de confirmar cualquier apuesta, y verás que las decisiones incorrectas serán menos.

Lista de Artículos “Secretos del Trading”:

Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *