Pronosticos para Apuestas Deportivas Online – Apuestas Ganadas

Secretos del Trading: Pilar III – “Gestión”

Secretos del Trading: Pilar III - “Gestión”

Al hablar de gestión, caímos continuadamente en el error de pensar que se trata abstractamente de gestión de la banca pura, ignorando gestión en un sentido más amplio

Gestionar nuestras apuestas no se restringe a una gestión porcentual del total que tenemos disponible para apostar, o del total global que tenemos en nuestro patrimonio. El primer paso es elegir cuanto queremos arriesgar de nuestro patrimonio con las apuestas.

Es necesario, en este paso, entender que lo que invertimos será presuntamente un fundo perdido. Es capital que no veremos jamás, y como tal no deberá interferir con nuestra vida a con las de los que de nosotros dependen.

Debe ser tratado como dinero que nos gastaríamos en un bien superfluo como un móvil y nunca como dinero que sería para pagar una deuda, por ejemplo. Pese a que todos entendemos esta parte y a que afirmamos que somos plenamente consientes de este hecho, mucha gente no para para pensar  cual sería el destino original de esta inversión. Es esa la pregunta que debemos hacernos, con consciencia.

A partir de aquí entramos en la gestión de este fundo perdido. Solo podemos hablar de ganancias a partir del momento en el que haya dinero vivo en nuestra cuenta, ya que multiplicar una banca por 500% en una semana es posible, pero no hay ganancia si al día siguiente perdemos todo. Tenemos que pensar en la banca como un todo y en la cantidad a invertir en una apuesta concreta, o en un sesión de trading.

El valor porcentual a apostar varía mucho de persona para persona. Hay quien elija 1%, hay quien diga 5% o 10% y hay quien opte por 20% (máximo). Más que 20% en live es, en mi opinión una gestión dañina, que quede claro.

Es incontestable que la gestión de la apuesta deberá ser contabilizada de manera porcentual y no numéricamente, incluso porque hablando en porcentajes podemos debatir la misma idea aunque tangamos diferencias en la banca total (excluyendo el problema de la liquidez).

Pero la verdad es que tengo un punto de vista ligeramente distinto: en una fase inicial,   el porcentaje de la inversión deberá variar según el saldo que se tenga, por dos razones: en primero, por el hecho de que existe una apuesta máxima, lo que influenciará nuestras cuentas y el peso de la inversión; después, por la liquidez del mercado en el que trabajamos: será más fácil trabajar en un mercado liquido con 10€ que con 100€, y más fácilmente haremos scalping con valores pequeños.

Veamos un ejemplo práctico: un partido propicio a tener muchos goles con una odd de 1,14/1,15 en el Más de 1,5 goles en pre-live. Es fácil hacer un lay a 1,14 y un back a 1,15, ¿correcto? Veamos el resultado con €10k de responsabilidad:

Se trata de un caso típico de scalping, con un scalp de solamente 1 tick (comprar barato y vender ligeramente más caro). Usé números grandes para que quedara claro que sería fácil hacer 621€ en segundos caso el trading fuera algo tan linear. Pero no lo es: el problema de la liquidez es que no siempre hay 70.000 en los dos lados, disponibles.

Si quitamos tres ceros y trabajamos con valores de € 10 y de €7,8 tendríamos mucha más probabilidad de hacer lo que pretendemos… €0,62. Esto para decir que con el aumentar de la banca, las potenciales ganancias no aumentan de manera linear (si con €10 hacemos €100 en un semana, con €10000 nunca haríamos €100000 en la misma semana, con los mismos partidos, mismas táctica y misma liquidez).

Cuanto más grande es la banca, menos posibilidad de retorno hay. Hablo en la perspectiva del trading. Es evidente que incluso el mercado más liquido del mundo, si un trader invierte en una odd poco inteligente, tendrá siempre compradores. Pero hablo de situaciones reales, con el objetivo de maximizar la ganancia.

Pasando este capítulo, ¿qué valores invertir? ¿Cómo saber el tal porcentaje de banca que podemos invertir en determinado momento?

Refiero de antemano, que soy un adepto del  compounding.

Es sin duda la mejor manera de maximizar nuestras ganancias. Con el compounding negativo ( o sea, en caso de pérdidas consecutivas), si apostamos un pequeño porcentaje de nuestra banca, esta nunca llegará a ceros, mientras que si trabajamos con números enteros ( cada vez que perdemos, más invertimos). Personalmente, trabajo siempre con el 5% de la banca corriente en un determinado momento, independientemente de los resultados anteriores o perspectivas futuras, en mercado en directo.

En el caso de que el mercado no haya entrado en directo todavía, puedo trabajar con valore más grandes (ya que el riesgo es más pequeño). Mi opinión es de que si somos muy malos en este mundo del trading, tarde o temprano perderemos todo, ¿correcto? Así, a partir del momento en el que nos consideramos buenos, a largo plazo, podremos jugar con un valor pequeño como 1% o 2%, que en el final de una año tendremos una excelente ganancia.

Si jugamos con números más grandes, más rápidamente ganamos, pero una grande exposición de la banca es lo peor que podemos hacer, ya que tal como referí en uno de los artículos anteriores,  trading no trata de ganar, pero de no perder.

Puedes creer que soy pesimista en este tema. Pero la verdad es que si ganamos, seguimos trabajando, pero si perdemos el trabajo acaba. Podemos ganar para el resto de nuestra vida apuestas de 1% de la banca, pero la primera vez que lleguemos a cero, será también la última. Por ellos, creo que lo importante es no perder (y apostar constantemente 1% o 2% de la banca) que ganar rápido (apostando valores por encima del 20%).

Pero exponer 1% de la banca no es en absoluto apostar poco con respecto a nuestra banca. Es desmoralizador hablar en apostar un valor tan insignificante, pero lo que importa nunca es la responsabilidad, pero la ganancia potencial. Somos traders, así que trabajar con  odds de 1.10 o odds de 50 es común, y bien aplicada una inversión de 5% podrá traer un retorno de hasta 5%.

Al aplicar un valor tan bajo estamos en simultáneo salvaguardando nuestro control emocional

Y obtenemos mucho más éxito con valores pequeños y ponderados. Al invertir, digamos, un 30% de nuestra banca, tenemos dos situaciones posibles: ganamos mucho,o perdemos mucho. Pero algo pasa en ambos casos: perdemos el control emocional sea por euforia, sea por decepción.

Por otras palabras, cuanto más invertimos, más nuestras emociones entran en juego, independientemente del resultado (lo que influenciará nuestras apuestas futuras). Cerrando el capítulo de las inversiones puntuales, importa solamente concluir que este depende del perfil de trader de cada uno, pero personalmente defiendo al compounding con low stakes, asegurando una buena ganancia y control emocional.

Otro capítulo fundamental en nuestra gestión es la necesidad de trazar objetivos. No importa que un trader haya multiplicado su banca 20 veces en un año, si durante ese año no retiró esa ganancia (o si la pierde al día siguiente).

A veces los traders más discretos son los que más hacen render su trabajo, retirando periódicamente un porcentaje de su saldo, obteniendo así una ganancia efectiva.

Un buen ejercicio en este caso es parar de leer ahora y retirar 10% de tu banca. ¿Eres capaz? Dudo que todos hayan contestado positivamente. Las cuestiones que se ponen son:

1- ¿Cuándo retirar?

  1. En períodos temporales;
  2. Al alcanzar determinadas metas en nuestra banca;

2 – ¿Cuánto retirar?

  1. Un valor fijo dependiente del nivel de la banca;
  2. Un porcentaje de la banca;
  3. Un valor fijo previamente estipulado, independiente de la banca.

Como todo en esta área, no hay fórmula matemática, pero cada decisión se adapta a cada trader, cada una con sus ventajas y desventajas. De todos modos, son preguntas que deben ser de contestación obligatoria, antes de cualquier inversión.

Relativamente al cuándo, creo que para quien tenga una banca considerablemente alta, y que haga del trading su profesión, con ganancias corrientes, la mejor opción es retirar periódicamente.

Así se obtiene algo de seguridad psicológica y financiera, en tu vida personal y a la vez es una garantía más de control que nos impedirá de perder lo que ya fue retirado, ignorando si el mes fue bueno o no.

Es una solución poco ortodoxa, por lo que merece ser bien ponderada, y exige un gran control emocional inicial y que tras unas pocas retiradas rutineras se vuelve habitual y funciona bien.

La opción de retirar según los resultados es buena para los que están iniciando su carrera de trader, ya que es un buen momento de control emocional, de recompensa y de consciencia. Probablemente es la manera más usual de tratar las retiradas.

Con respecto a la cantidad a retirar, en mi caso hago una valoración que atenúa mi solución poco ortodoxa del paso anterior: retiro siempre un porcentaje de la banca, no un valor fijo, así, si el mes me fue mal, soy poco recompensado, si fue bien soy bien recompensado ( y tendré una banca más grande para trabajar en el siguiente período).

Para los que tiene bancas más grandes, por norma se opta por retirar un valor fijo. Para quien tiene bancas más pequeñas, retirar un porcentaje podrá ser la mejor opción. ¿Qué porcentaje? Eso depende de cada uno, pero un 10% es un valor que combina lucro/satisfacción/poca influencia en la banca, por lo que es un valor que podría recomendar.

Algo más que pretendo que retengas: cada céntimo cuenta. Muchas veces no encontramos con situaciones en las que tenemos que cerrar un red de manera a minimizar las pérdidas, pero no confundas un redbook con mi máxima de aprovechar cada céntimo.

Hay muchas situaciones en las que podemos ganar más, pero no lo hacemos por pereza o por ímpetu desmedido. Cuántas veces no vimos una buena oportunidad en un mercado en el que no estamos trabajando y soltamos el nuestro con un redbook porque no tenemos la paciencia para esperar que corresponda? Y cuántas veces no compramos el primer valor en venta porque nos parece una buena inversión y tuvimos miedo de perderlo de vista.

Imaginemos: Un gran coloso jugando en casa con 0-0 a los 50 minutos, pero que con los cambios al descanso, cambió de actitud y según el histórico se prevé una victoria fácil – ¿por qué comprar el primer valor?

Pon siempre el valor que pretendas a la venta y nunca compres el que te ofrecen

(excepto en caso que consideres que hay demasiado valor, y que se trata de un error de evaluación del mercado, como es evidente). « Cada tick cuenta! Cada céntimo puede ser un millón en el futuro.

Ahorrando se gana y aprovechar cada céntimo tiene implícito ahorro. Sin que te des cuenta estás perdiendo mucho dinero que podrías ganar, así que ganar €999 en vez de €1000 es una derrota, una pérdida.

Puedes discordar, pero en mi opinión  una victoria no es obtener un resultado, pero si superar ese buen resultado.

En otro campo, la gestión abarca también los momentos de partido, la cantidad de apuestas en cada partido y el aprovechamiento de las variaciones del mercado.

Es el aprovechamiento máximo de las variaciones del mercado que define un buen trader. Ejemplo: u partido equilibrado entre Tsonga y Federer. El mal observador apuesta en el jugador que considera el mejor y cierra cunado este tenga una odd más baja.

Pero principalmente en un partido de tenis lo que más se ve es la odd subir y bajar varios ticks de juego para juego, principalmente cuando el jugador que resta hace un punto en el servicio del adversario. O sea, imaginemos que la odd de Federer está en 1,55. Tras algunos juegos bajó y subió entre el 1,45 y el 1,65.

El mal trader hace un back a 1,58 y un lay a 1,47 y queda contento. El buen trader hace varios backs y varios lays dentro de los mismos valores, triplicando la ganancia, por ejemplo.

Con esto quiero decir que debemos siempre ser activos a largo del partido, ser muy críticos con respecto a nuestras perspectivas e intentar (una vez más insisto) maximizar la ganancia potencial con los mismos valores.

Mi explicación es demasiado breve, pero lo que importa es la idea de nunca para, nunca establecer objetivos en un mercado. No esperar por odds lejanas o por determinado acontecimiento en el partido. Tenemos que analizar todos los momentos y adaptar nuestra apuesta al momento del partido y del mercado.

Por último, analizo el riesgo. Como ya debes haber notado, soy aficionado a un trading defensivo, con el objetivo de no tener pérdidas en vez de tener ganancias. Así, entiendo que debemos siempre cerrar nuestra posición en situaciones favorables a nuestro pronóstico.

En caso de incertidumbre, hacer hedge; en caso de mucha confianza, poner toda la ganancia en nuestro pronóstico y ser neutral respecto a los demás, sin hacer  hedge.

Mi experiencia dice que no justifica esperar por el resultado final. Perdemos tiempo y pero, podemos perder nuestra inversión, además de que no podemos utilizar aquel valor que está apostado.

Es innecesario esperar que un partido termine si está de nuestro lado por 1-0 con una odd de 1,04 (por ejemplo), cuando el riesgo es transformar la ganancia en pérdida, perder tiempo, perder margen de inversión. O sea, el potencial lucro (que puede parecer asegurado) no justifica lo que podemos perder.

Cierra, sigue adelante, olvida, y celebra, por que ya ganaste. ¿Si podrías haber ganado más? Sí, pero ahora ya estás trabajando en otro mercado y potenciando otra ganancia con el mismo dinero.

Queda así concluido un rápido análisis a los que considero ser los tres pilares fundamentales en el mundo del trading, de una manera muy resumida, de manera a introducir mis ideas, mi modus operandi, mi perfil y mi carácter como trader.

Nunca olvides, lo que yo digo no es ley ni objetivamente correcto, Se trata de una opinión, que espero que te ayude, haciendo con que ganes algún conocimiento, espíritu crítico y gusto por el trading.

Lista de Artículos “Secretos del Trading”:

Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *