Pronosticos para Apuestas Deportivas Online – Apuestas Ganadas

El “Valor” de una Apuesta

El “Valor” de una Apuesta

El concepto de Valor de una Apuesta

En el mundo de las apuestas hay una realidad de la que no se puede escapar, si no hacemos apuestas con “valor”, no conseguiremos ganancia en el largo plazo. Podemos ganar durante algunos días, incluso hasta semanas, pero si no encontramos la ventaja, acabaremos por perder.

Para entender mejor este concepto, imaginemos que dos amigos, Pedro y Juan tirando una moneda al aire varias veces (por exagero imaginaremos 1000 veces). La probabilidad de que salga cara o cruz es de 50% (la moneda es verdadera y no hay truco).

Ahora, imagina que Juan le dice a Pedro:

“Apuesto que sale cara y si pierdo te pago 55 céntimos, si gano me pagas 45 céntimos

Este negocio es altamente ventajoso para Pedro, sino veamos:
Al fin de 1000 lanzamientos, esperaríamos que saliera 500 caras y 500 cruces, por lo que Pedro recibiría 500*55 y pagaría 500*45 para una ganancia final de 5000 céntimos (vale, 50 euros).

O sea, por cada una de las mil apuestas, Pedro habría ganado 5 céntimos. Pero nota que Pedro tendría que arriesgar perder 45 para ganar 55, por lo que en las 1000 apuestas Pedro arriesgó 45000 céntimos, para una ganancias de 5000.

Dividiendo 5000 entre 45000 obtenemos 0,1111, o sea, 11.11%.

Por cada unidad apostada (sea 1 euro, 10 euros o 1000 euros), Pedro espera para ganar 11.11% del valor que arriesga. Como arriesga 45, espera ganar 5 céntimos por cada vez que la moneda es lanzada al aire.

Así, Pedro apuesta con “valor” (en póquer a esto se refiere como +EV, o “Expected Value” positivo). Juan, al revés, apuesta sin “valor”, por que a largo plazo están condenado a perder.

Ahora daremos un paso de lógica más complicado y que la mayoría de las personas no entiende.

Imagina que en vez de lanzar la moneda al aire 1000 veces, solamente la habían lanzado 10 veces y que Juan hubiera ganado 7 y Pedro 3.

La ganancia final de Juan sería de  7*45-3*55=315-165=+150 céntimos, valor que Pedro habría perdido.

Pedro no podría estar apostando con valor, ¿no? Acabó por perder dinero.

Bueno, en realidad, Pedro hizo la opción correcta, por que su apuestas tenía +EV, sin embargo, con una muestra pequeña perdió. A largo plazo, sin embargo, Pedro acabaría por ganar.

De esto podemos retirar algunas cosas muy importantes:

  1. La ganancia o las pérdidas de una pequeña muestra son irrelevantes y nunca debes tomar decisiones basadas en pocos acontecimientos.
  2. Es necesario estudiar un números grande de acontecimientos para poder tomar decisiones con “valor” de la manera correcta.
  3. Aunque vayamos perdiendo, si sabemos que las apuestas que venimos haciendo tiene valor, tenemos que mantener la calma y disciplina y seguir apostando ( aunque es necesario que estemos seguros de que las apuestas tienen valor).

Como ejemplo, en un muestra de 1000 monedas al aire, es muy probable de que haya una secuencia de 10 caras o 10 cruces consecutivas, imagina ver esa secuencia y basar tus decisiones en esta “anomalía estadística”, si crees que esto es imposible, estás equivocado y puede pasar.

Para mejor entender el concepto de Valor, un buen ejemplo es el de un partido de fútbol. Imagina que el Manchester United, con todas sus estrellas, a 1 punto del líder del campeonato, que empató ayer, juega en casa con el penúltimo clasificado. Las posibilidades de que gane el United son enormes, ¿pero cuánto?

Imaginemos que, según nuestros cálculos, el Manchester United tendría un 75% de posibilidades de ganar el partido. Dividiendo 100 entre 75 obtenemos 1,33, que son las odd para el partido.

Estas odds significan que si apostamos 100 Eur en el partido y en United gana, recibimos 33 euros. Si perdemos la apuesta (si el United pierde o empata), perdemos los 100 Euros.

Ahora imaginemos que las Odds disponibles en Betfair eran de 1,65, sería una excelente apuesta. Esto por que nuestra ganancia esperada en esta apuesta es de 1,65-1,33=0,32 (al que tendríamos que restar 5% de comisión, pero mantendremos las cuentas simples por ahora).

Hacer esta apuesta tendría un excelente “valor”, porque estaríamos obteniendo un retorno mayor que el esperado por la real probabilidad del acontecimiento.

Ahora imagina que las Odds en Betfair eran de 1.2, pésimo valor y es de esperar que a largo plazo, al hacer apuestas así, pierdas dinero (y mucho y es por apostar a favor de los favoritos que la mayoría de los apostadores pierde dinero, pero de eso hablaremos después).

Aunque el Manchester United ganara el partido, tu apuesta tendría bajo “valor” y no debería haber sido hecha. Hacer una apuesta con Odds inferiores a las reales posibilidades del acontecimiento es el error más común que las persona hacen cuando apuestan.

Sea porque les gusta apostar en su equipo (los aficionados del Arsenal habrán perdido millones en los últimos años), sea porque quiere hacer “solo una apuesta más”, apostar sin tener en cuenta el “valor “ de la apuesta que estamos haciendo equivale a perder dinero. En las apuestas no se gana por “suerte”, se gana trayendo las posibilidades para nuestro lado.

Final de la Champions League 2005, la descanso el Milan ganaba 3-0. Si quisiera apostar que el Milan ganaría, por cada 100 Eur ganaría 1 Eur (las odds eran de 1,01 para el Milan).

En realidad, estas odds eran de pésimo valor, aunque fuera prácticamente imposible preverlo. Quien viera las odds a 1,01 creería que era absolutamente imposible que el Liverpool ganara. Sin embargo, ese partido terminó 3-3 y el Liverpool ganó en los penaltis.

Situación inversa, ¿sabes esos caballos en Betfair con odds a 100 o más? Esos también ganan.

Resumiendo, no hay eventos buenos o malos, ni verdades absolutas, lo que importa es la relación entre las odds y las probabilidades reales del acontecimiento, o sea, el principal factor que debemos considerar al apostar es si estamos o no apostando con un buen precio para obtener “Valor”.

Los apostadores suelen confundir esto con el hecho de que un acontecimiento es poco o muy probable, o sea, si es muy probable, tengo más posibilidades de ganar dinero. Piensa en fútbol, ¿cuántas veces en nuestra Liga lo equipos ganas a domicilio?

Haz una estimativa en tu cabeza. Ahora imagina que sería apostar en todas las jornadas con odds de 200 a favor de cada uno de los equipos que juega fuera. No estaría mal,¿no? Si entendiste este ejemplo, empiezas a entender la mecánica de lo que se debe buscar en las apuestas.

La gran dificultad de todo ello está en calcular las probabilidades reales y en conseguir hacerlo de manera más precisa que los demás miles de usuarios de Betfair.

Es muy difícil, pero sobre ello hablaremos más tarde.

Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *